Buscador

Lo primero, la montaña

Vía Vidal al Tornillito. MD sup. 6a/A2 55 metros



"Impelido por los ramalazos que fustigan mi recuerdo, quiero volver a recorrer aquellas sendas, pasar frente a aquellos pinos que os vieron pasar, pisar aquellas rocas que vosotros pisasteis y contemplar con mis ojos estos paisajes de Riglos que vuestros ojos tantas veces contemplaron."

Fotograma de "Siempre Unidos". Alberto Rabadá y Ernesto Navarro saludando al objetivo de Miguel Vidal


Estas emocionadas palabras son las que dedicó Miguel Vidal a sus amigos Alberto Rabadá y Ernesto Navarro al inicio de la película sobre su ascensión al Tornillito o Falso Tornillo y que se convirtió en un póstumo homenaje a la malograda cordada. La película llamada "Siempre Unidos" fue grabada en 1963 unos meses antes de la partida de ambos hacia el Eiger y fue editada y publicada en 1964 mezclando imágenes de dicha escalada con otros fotogramas grabados posteriormente en el mismo lugar por el propio Vidal para dar sentido recuerdo a sus dos amigos. 

El Tornillito. Detrás, el macizo d'os Fils
El Tornillito es una pequeña peña bajo la gran muralla del macizo d’os Fils que apenas destaca desde la lejanía; es necesario estar prácticamente en su base para apreciar, con sus apenas 20 metros de prominencia, su curiosa figura. Visto desde la lejanía apenas destaca sobre el resto de peñas, no tiene ninguna escalada especialmente bonita y todas sus vías han caído en el olvido, con un equipamiento escaso, corroído y precario. Sus recorridos, cortos, expuestos y muy laboriosos dejan poco espacio para la escalada de placer. Hace años que no aparece referenciada en ninguna reseña ni piada y las ascensiones que ha visto en los últimos años han sido escasas y muy distanciadas en el tiempo. 

Inicio del segundo largo de la Vidal
La combinación de estratos duros con otros más fácilmente erosionables, han dotado a la roca de toda esta zona de una apariencia escalonada que en las peñas individualizadas, asemeja a un tornillo. Es por esto, que en el macizo d’os Fils encontramos dos peñas con el mismo nombre: Tornillo y Tornillito, llamado antiguamente el Falso Tornillo.

Respecto a la denominación Falso Tornillo, la guía de Rafael Montaner y Fernando Orús realiza la siguiente presentación, convertida en un justo manifiesto: “Este pequeño y estratificado monolito, que surge en una de las más alejadas laderas de las Fils (sur), hubiese sido más correcto denominarlo “Tornillito” (…) pues su aspecto de tornillo es superior al “genuino”, al que hace falta mucho optimismo para identificarlo como tal cosa. Se sabe que la imaginación de los escaladores es fértil y pueden ver un tornillo en un amontonamiento de panzas, cosa que se respeta pero a condición de quitarle a éste el injusto calificativo de falso”.

Álvaro Lafuente asegurando en la Vidal
Cintero en la suroeste
Según recoge la guía de Montaner y Orús, parece ser que antes de su primera ascensión "oficial" ya algunos chavales del pueblo habían conseguido ascender a su cima por la vía más evidente que se inicia en el collado que lo separa del macizo, con apenas algún paso de dificultad. Sin embargo, la escalada de Rabadá y Navarro fue la que tradicionalmente se ha considerado como la primera ascensión al monolito, debido a que fueron ellos los que por primera vez emplearon técnicas de escalada propiamente dichas para hollar su grande y plana cima. Dicha vía no sigue una lógica de navegar por zonas fáciles, sino que va buscando los pasos más estéticos ya que ésta fue una vía que podríamos denominar como “de cara a la galería”. Esto es debido a que Miguel Vidal filmaba desde la pared de enfrente y ambos escaladores realizaban los acrobáticos pasos mientras eran filmados. Esta idea también es confirmada por Ángel López “Cintero” que afirma: “Iban de guapos. Comparas esta escalada con la del Firé, que iban hechos unos zorros, con las zapatillas de esparto… y aquí van con el jersey con la insignia de la ENAM, con las botas embetunadas y hasta parece que tenían la vía preparada. En la película parece que algunos martillazos que da Rabadá ni siquiera apunta al clavo”.


Cintero en la cima del Tornillito
La elección de la vía Vidal (nombre con el que Rabadá y Navarro quisieron reconocer a su amigo) no atendió a criterios de dificultad ni de conquista. Fue más bien una decisión cinematográfica y estética la que llevo a Miguel Vidal a recomendar a la cordada que emprendieran esta escalada. Un promontorio rocoso situado enfrente de la peña, a la altura de su cima y con la Galliguera sirviendo de fondo de escenario, hacía de esta escalada un marco inigualable para grabar unas bonitas imágenes como posteriormente quedaría demostrado. El objetivo de la filmación no era la escalada en sí misma, sino la grabación de las escenas necesarias para editarlas posteriormente en una película en la que Rabadá y Navarro eran dos guías que participaban en un rescate. Dicha idea original quedó truncada con la muerte de los dos escaladores en agosto de 1963.



Reseña original de la suroeste
Tras la escalada de la vía Vidal hubieron de pasar casi 20 años hasta que otros escaladores decidieran abrir una nueva vía en esta peña. En este caso, fueron los escaladores Javier Hurtado y Luis Morente (omito voluntariamente la referencia a Manfred Mosenlechner hasta que sepa exactamente a qué o a quién hace referencia) los que en diciembre de 1980 se atrevieron con la que, en principio, sería la vertiente más estética del mallo, su cara suroeste. En cuatro largos, bastante breves todos ellos, estos escaladores alcanzaron la base de la enorme panza (quizás en este mallo más que panza habría que llamarlas "hilos de rosca") por donde llegaron a la cima en el mismo acrobático paso que quedó filmado con Rabadá y Navarro.
Fotograma de "Siempre Unidos". E. Navarro haciendo paso de hombros sobre A. Rabadá en la panza final de la vía Vidal

Reseña original de Donde da más el sol


Poco después, la cordada formada por Javier Olivar "el Flaco", Toni Oliver y Blas Heredia abren una nueva vía de artificial junto a la vía Vidal. La Vía por donde da más el sol accede desde el collado por la cornisa de la cara oeste y tras escalar un corto diedro llega a una curiosa reunión montada con un par de buriles unidos por una argolla. Desde ahí, en un largo de artificial continuo sobre buriles, se alcanza la cima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si crees que tienes algún dato que sirva para añadir, completar o corregir lo que aquí has leído, o simplemente te apetece dejar un saludo, añade tu comentario identificándote con tu nombre o un nick válido y colgaré esa información.
Gracias por colaborar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...